< Anterior          Todos          Siguiente >

Curso: Formar escritores en el aula

10 y 24 de febrero de 2018

Leetra comienza su oferta educativa para docentes y padres de familia.

En la formación de lectores, las prácticas de escritura han quedado relegadas. Este curso de dos módulos ofrece a docentes de primaria y secundaria herramientas para promover la escritura en sus alumnos.

En la escuela formamos ciudadanos de la cultura escrita. Leemos y escribimos para comunicarnos con los demás. Aunque hay numerosos esfuerzos por promover la lectura normalmente se prefiere el análisis literario que el estímulo de la creación.

Según la Encuesta Nacional de Lectura 2015, los mexicanos escriben principalmente mensajes de texto, recados y trabajos escolares. Solamente el 16.4% manifestó escribir cuentos, poesía o canciones. Como vemos, la escritura creativa no tiene mucha relevancia en nuestras vidas.

Narrativa

  • Escribir: una invitación
  • Los escritores aconsejan
  • Écfrasis
  • Detonadores y consignas de escritura
  • Contra el bloqueo
  • Rúbrica: ¿cómo evaluar el trabajo creativo?

Poesía

  • La poesía y sus temas
  • Métrica, rima y ritmo
  • Clasificación de los versos
  • Figuras poéticas
  • Revisión de antologías
  • Rúbrica: ¿cómo evaluar el trabajo creativo?

Alejandra Quiroz Hernández es profesora y bibliotecaria. Estuvo a cargo de la biblioteca escolar del Colegio Yavne donde también se desempeñó como profesora de literacidad en secundaria y filosofía en la preparatoria. Desde 2014 colabora en la Biblioteca Vasconcelos, actualmente a cargo del programa educativo. Además, participa en capacitaciones de promotores de lectura y bibliotecarios.

Parte de su labor docente consistió en preparar a jóvenes para participar en el Certamen Literario del Centro Deportivo Israelita. Durante varios años consecutivos, sus alumnos obtuvieron premios y menciones honoríficas. Más tarde fue jurado del Concurso Nacional de Expresión Literaria “La Juventud y la Mar” convocado por la Secretaría de Marina. Esa experiencia le reveló el estado de la escritura en el aula y comenzó a preparar este curso.

< Anterior          Todos          Siguiente >

Destino: Frankfurt

noviembre 1, 2016

Leetra asistió a la Feria Internacional del libro de Frankfurt del 19 al 23 de octubre de 2016.

Fue muy emocionante recibir la noticia de haber ganado la beca que otorga la Feria de Frankfurt a través del Goethe Institut, la Secretaría de Cultura y la Embajada de México en Alemania. Frankfurt, aquella ciudad que viera emerger a las escuelas más importantes de las Investigaciones Sociales y que desde hace más de sesenta años alberga a la leyenda, la feria internacional del libro más grande del mundo, se veía en nuestro futuro mediato. ¡Un sueño hecho realidad!

editorial leetra en la Feria Internacional del libro de Frankfurt

Erika Olvera en la Feria de Frankfurt.

Asistir a Frankfurt es uno de los deseos máximos de todo aquel que tiene que ver con los libros. En cualquier rincón del mundo.

Quienes ya habían tenido la fortuna de asistir advirtieron sobre las dimensiones del recinto ferial. Todos sugerían llevar los zapatos más cómodos para poder cumplir con la proeza de recorrer todos aquellos pabellones llenos de suculentas delicias editoriales. ¡Pero ningún par de zapatos es capaz de evitar el que uno termine con dolor de pies todos los días tras caminar en promedio 20 km. diarios!

editorial leetra en la Feria Internacional del libro de Frankfurt

En el aeropuerto camino a la Feria.

Estar ahí, al lado de tantos y tantos profesionales del libro, sí que emociona. Las reflexiones sobre cuestiones que quizá resulten obviedades en otros momentos resulta inevitable. ¡Los libros son maravillosos! Son portadores de nuestros saberes, sentires y la muestra absoluta del poder de la palabra escrita ¡en todas las lenguasSon capaces de congregar a todas esas personas y motivo de encuentros e intercambios para discutir sobre la gran industria que representan.

Es muy difícil no caer en la tentación de hacer comparaciones. Uno se mide con las industrias editoriales de otros países, tratando de entender cómo funcionan sus cadenas del libro y ver si hay algo que se pueda aprender para mejorar la propia. En el caso del país anfitrión, las diferencias son más que evidentes. Se nota de primera mano que Alemania es un país lector. Es común ver a personas de todas la edades leyendo en prácticamente cualquier parte y hay por lo menos una librería en cada manzana. ¿Pero por qué es este país la sede de esta enorme feria? Fue entonces que otra obviedad nos golpeó la cara: ¿De dónde es Gutenberg? ¿Quién inventó el libro como lo conocemos hoy? Ah, pues quizá eso tenga alguna relación.  Eso y quizá también en el nivel de profesionalización que existe para todos aquellos que intervienen en la cadena alemana del libro.

Fue una grata sorpresa descubrir que el lugar que nos alojó durante nuestra estancia es una universidad dedicada a la formación de libreros, bibliotecarios y editores: el Media Campus. En él se imparten carreras con duración de tres años—en Alemania todas la carreras duran eso y luego siguen las especializaciones— para enseñarles todo lo necesario para desempeñar su trabajo con eficiencia y a la altura de un mercado tan exigente como el teutón.

Fuimos acogidos por la calidez de la vicepresidenta de la feria, Marife Boix-García, quien nos explicó la historia de la misma, sus objetivos y próximos alcances. Marife muestra un gran interés por México y su producción editorial, así como en el intercambio que pueda darse en esa materia entre las dos naciones. Además, su equipo nos dio un breve tour por todo el recinto de manera que pudiéramos identificar en qué pabellones se encontraba qué cosa y la manera más fácil de acceder a ellos.  ¡Son cerca de siete pabellones de dos pisos cada uno!

Edificio messe frankfurt: editorial leetra en la Feria Internacional del libro de Frankfurt

Messe Frankfurt.

Desde los pabellones internacionales, en donde la literatura infantil tiene un protagonismo innegable, el área dedicada a los proveedores para los editores, el especializado en los libros de arte hasta otra obviedad: el libro de cocina. ¡Había todo un pabellón dedicado a todo el fenómeno gourmet que sacude al mundo entero! En él podían verse a los grandes chefs y figuras de la cocina internacional cocinando y degustando los platillos en vivo para la audiencia. Ellos también son autores de talla internacional.

También tuvimos la oportunidad de participar en el foro de The Markets, en el cual líderes de la industria editorial de todo el mundo expusieron sus experiencias y sus puntos de vista con respecto al futuro del libro. Fue impresionante descubrir que en otras partes del mundo la investigación es indispensable para la industria. Sin ella, es casi imposible poder pensar en innovación. Ése fue un gran aprendizaje. Debemos tomar nota de eso en México. También acerca de la importancia de trabajar todos juntos en el sector, de compartir nuestros números y de apoyarnos para beneficiarnos. No es ingenuidad e idealismo. Se trata de un modelo exitoso probado en otras latitudes.

editorial leetra en la Feria Internacional del libro de Frankfurt

México presente en la Feria Internacional del libro de Frankfurt.

Fue muy grato haber conocido del otro lado del océano a los otros compañeros editores ganadores de la beca e intercambiar puntos de vista acerca de nuestra industria. Por lo menos nosotros acordamos trabajar en conjunto a partir de ese momento.

Fue sumamente enriquecedor también, charlar con editores de Brasil, Colombia, Chile, España, Francia, Alemania —por supuesto—, Sri Lanka, India, Sudáfrica, Nepal, Taiwan, Israel y los Emiratos Árabes, entre otros.

También pudimos disfrutar de la convivencia con nuestros autores de Croacia, Andrea Petrlik y Kasmir Huseinovič.

En resumen, la Feria Internacional de Frankfurt nos dejó los siguientes aprendizajes:

1. En México nos hace falta profesionalización en el sector editorial.

2. Es importante lograr cohesión entre los agentes de nuestra cadena del libro y trabajar en sinergia para el beneficio de todos.

3. Es necesario echar una buena mirada autocrítica a esta cadena y ver en qué partes está más delgada o inclusive rota y repararla.

4. Hacer investigación con respecto al sector es más que urgente. Necesitamos conocer cuánto  y qué se está leyendo, cómo se están formando nuestros lectores, cómo llegan a los libros, si siguen enganchados con cierto tipo de literatura, etc.

5. Necesitamos dejar de pensar en México como una país no lector.

6. Dejemos de creer que el mercado de derechos es poco relevante para México. Nuestra cultura es reconocida y gustada en todo el mundo y nuestros libros no son la excepción. El camino a Estados Unidos y Europa se puede transitar en dos direcciones.

7. Es importante construir una identidad sólida como industria editorial. En este sentido, las sinergias con otros países de Latinoamérica resulta fundamental.

8. El libro no va a desaparecer. Su industria es fuerte y lo que se transforma es lo que existe alrededor de ella.

9. La nueva moneda del mundo son los contenidos.

Haber asistido a Frankfurt ha sido una de las mejores experiencias. Agradecemos a todas las instancias involucradas en hacer nuestra asistencia posible.

¡Que sigan las fiestas de los libros!