fbpx

< Anterior          Todos          Siguiente

Se renta departamento: un mensaje sin vigencia

Alejandra Quiroz Hernández – 27 de mayo de 2020

La división política del mundo ha cambiado tanto su geografía que rastrear la cuna de Lea Goldberg, nacida en Königsberg, Prusia del Este, podría ser complicado. Una rápida verificación en un atlas contemporáneo confirma que esa región ahora lleva el nombre de Kaliningrado, una ciudad portuaria que hoy pertenece a Rusia. Sin embargo, Lea nunca identificó tal ciudad como suya. La familia de Lea era lituana, razón por lo que a menudo refería ser de Kaunas, ciudad a la que volvieron en 1919. 

Lea Goldberg (1911-1970)

Siempre fue muy estudiosa, con interés especial en los idiomas. Fue tal su especificidad que se doctoró de la Universidad de Bonn con un estudio sobre el dialecto de los samaritanos, una variante del arameo. En general, estudió con vehemencia las lenguas semíticas, en parte motivada por su origen judío. Además, sus padres no hablaban hebreo pero ella desarrolló una rápida competencia en el idioma, a tal grado de obstinarse en dominarlo a la perfección. 

Emigró a Palestina en 1935. Como recién llegada, se involucró rápidamente en los esfuerzos para construir un nuevo estado. Tenía especial inclinación por la literatura para niños y niñas. Escribió varias rimas y poemas dirigidos a ellos. Estaba consciente de que escribir implicaba un compromiso para construir una sociedad mejor. 

Ilustración de Shoshana Heiman para la edición de 1953

Una de las obras más queridas de esta autora es Se renta departamento, una fábula inspirada en un cuento tradicional europeo que explora las dificultades de convivir. Con la retahíla como estructura de la narración,  Goldberg era consciente de la implicación de la literatura en la adquisición del lenguaje por parte de los niños. Los introduce a una relación juguetona con el lenguaje que, poco a poco, irá creciendo conforme sus experiencias culturales y lectoras. 

Esta obra apareció por primera vez en 1948, publicada en Mishmar li’Yeladim, una revista para niños. En 1953 fue publicada con las ilustraciones de Shoshana Heiman, las cuales destacan por su sencillez y la utilización de solamente tres colores: negro, amarillo y rojo. 

Ilustración de Shmuel Katz para Dira Le-Haskir: Shlosha Sipurim (Sifriat Poalim, 1959)

Sin embargo, fue la edición de 1970 con las ilustraciones de Shmuel Katz la que hizo de Se renta departamento un clásico definitivo en el imaginario israelí. Fueron los niños y las niñas de la segunda generación quienes crecieron con este mensaje de paz instalado en sus corazones. Fue tal el impacto de las ilustraciones que se anclaron en la memoria de los pequeños lectores. Incluso hay una adaptación teatral de esta obra en la que utilizan las ilustraciones de Katz como referencia. 

Se renta departamento es una de las obras de Goldberg que mejor se ha recibido fuera de Israel. A pesar de su extensa obra dirigida al público infantil, esta sigue siendo la preferida para traducir a otros idiomas. En México, Leetra fue la encargada de traducirlo al español. Para esta edición, se comisionaron las ilustraciones a Eva Sánchez Gómez. Puedes mirar su proceso de ilustración en este video.